Pandemonium de rendimientos
Fecha 21/08/03 a las 02:00
Tema Agalisa


Existen hoy en día tal cantidad de versiones de cada procesador, con rendimientos y velocidades de reloj tan dispares, que hasta los más expertos tienen serios problemas para clasificarlos. Traducción de un artículo de CPU Planet.



El panorama actual en el mundo de las CPUs resulta extremadamente confuso, con nuevos procesadores de sobremesa siendo presentados constantemente, y ofreciendo no solo mayores velocidades de reloj, sino también mayores rendimientos o mejoras en el núcleo. El problema surge al existir múltiples versiones de una CPU, y todas trabajando a la misma velocidad de reloj, lo que crea una gran confusión entre los compradores. Intel es la principal culpable, con varios nombres comerciales similares que, sin embargo, ofrecen rendimientos muy dispares.

Los procesadores Celeron encabezan la lista. Estas versiones recortadas del Pentium 4 tienen sólo la cuarta parte de caché de nivel 2 (128K frente a 512K), pero están disponibles con velocidades similares -por lo que aunque un Celeron a 2'6GHz puede parecer magnífico sobre el papel, luego resulta que un Pentium 4 a 1'6GHz se lo come con patatas en cualquier juego de benchmarks. De hecho, hemos forzado un Celeron hasta 3GHz y más, y ni con esas se ha acercado el rendimiento al de un Pentium 4 de gama baja.

El lío empeora cuando se consideran las variantes del Pentium 4 en el rango de los 2GHz. El núcleo "Willamette", usado en los primeros Pentium 4, estaba fabricado en 0'18 micras, disponía de 256K de caché L2 y un bus de 400MHz. Le siguió el núcleo "Northwood", fabricado en 0'13 micras y con 512K de caché L2. Obviamente, esto significó un incremento espectacular en el rendimiento, sobre todo al compararlos con las versiones Willamette a las mismas velocidades de reloj.

Los procesadores Northwood, hasta 2'6GHz, empleaban el mismo bus de 400MHz que sus predecesores; sin embargo, al presentar los modelos Pentium 4/2'26, 2'53, 2'66 y 2'8, les subió la velocidad de bus hasta 533MHz. En ese momento (verano de 2002), la zona entre 2 y 2'5GHz se volvió completamente caótica.

Pero esperen, que aún hay más.

El noviembre pasado, Intel retocó el P4 con bus a 533MHz otra vez, al añadirle la tecnología Hyper-Threading, la cual permite a un único procesador trabajar como si fuesen dos procesadores en paralelo. Según la aplicación, podía ofrecer una mejora de entre el 5 y el 15%, sobre todo en entornos multitarea. En ese momento, sin embargo, la mejora de rendimiento encajaba bien y era claramente diferenciable, pues esta tecnología solo estaba disponible en el tope de gama, el P4 a 3'06GHz.

En Abril de este año, Intel dio otra vuelta de tuerca: la revisión "C" del Pentium 4 supuso el aumento de la velocidad del bus hasta 800MHz, así como la inclusión de la tecnología Hyper-Threading "de serie"; además, apareció con velocidades en el rango de 2'4 a 3'2GHz. Los apasionados de la velocidad pronto descubrieron que el cambio de velocidad en el bus de las nuevas CPUs les otorgaba un mayor rendimiento que sus predecesoras a 533 (un Pentium 4/2'6C supera con creces a un Pentium 4/2'8B), incluso olvidándose de la tecnología Hyper-Threading.

Finalmente, Intel está ultimando su nueva arquitectura: el núcleo "Prescott" de 90 nanómetros, el cual duplica la caché de nivel 2 (hasta 1 MB) y hace lo mismo con la de nivel 1 (hasta 16 K). Equipado con un bus de 800MHz e Hyper-Threading, Prescott será otro importante salto en las CPUs de sobremesa. Los rumores indican que trabajará a 3'4 GHz, y que probablemente saldrán versiones que solapen las velocidades de los Pentium 4 gama C.

Bola de nieve de confusión.

Como vemos, este enredo comienza a ciertas velocidades. Así, a 2'4GHz, Intel ofrece procesadores con bus a 400, 533 y 800MHz, todos llamados Pentium 4, junto con un Celeron/2'4. Los niveles de rendimiento varían mucho, y la tecnología Hyper-Threading sólo está presente en la versión Pentium 4/2'4C. En resumen: es una compra al azar si no se conocen las diferencias y las características técnicas.

Sorprendentemente, la decisión de AMD de usar números que indiquen el rendimiento equivalente ha dado su fruto, al dar lugar a una métrica de rendimiento dentro del nombre del producto. Esto comenzó como una estrategia de marketing para luchar contra los MHz de Intel, pero se ha convertido en una herramienta provechosa para clarificar los rendimientos relativos a lo largo de las diferentes revisiones de núcleos. Los modelos de Athlon XP con núcleo "Barton" de 512K de caché son un gran ejemplo, pues los Barton Athlon XP 2500+ y 2800+ debutaron con velocidades de reloj menores que sus predecesores "Throughbred", y sin embargo sus nombres indican claramente que su rendimiento es mayor.

Aunque han corrido ríos de tinta sobre la validez de estas métricas (que, según muchos, pretenden indicar una equivalencia con la velocidad de reloj de un Pentium 4), lo cierto es que la estrategia de AMD permite al consumidor conocer cuan diferentes son los modelos de la familia comparados uno con otro, y permite una elección más simple entre los modelos AMD disponibles.

No existe un método infalible, pero Intel debe comenzar a considerar un sistema similar al de AMD para así poner un poco de orden en su propia gama de productos, sobre todo ahora que llega la nueva línea de Pentium 4 y Pentium M. Un estándar para toda la industria de procesadores x86 es un sueño imposible, sobre todo teniendo en cuenta las grandes diferencias en los diversos análisis Intel vs. AMD; pero aclarar la línea de productos de Intel mediante nombres lógicos sería un paso en la dirección correcta.

Fuente: CPU Planet (en inglés).







Este artículo proviene de Agalisa Informática
http://www.agalisa.es/

La dirección de esta noticia es:
http://www.agalisa.es//modules.php?name=News&file=article&sid=345